Kanban: ¿revolución o evolución?

Share Button

Autor: Abdiel Ledesma, Agile Certified Practitioner

La organización moderna se enfrenta a la realidad de que los métodos y paradigmas que surgieron con el trabajo industrializado, son insuficientes para el trabajo del conocimiento.

En los ambientes de trabajo de conocimiento debemos estar conscientes que la materia prima es la palabra (en forma de ideas, conversaciones y relaciones), y que los métodos para organizar y gestionar el trabajo deben permitir que se detonen la iniciativa, creatividad y pasión de los trabajadores de conocimiento.

Muchos de los métodos prescriptivos (muchas reglas) que adoptamos hoy en día son revolucionarios porque proponen llevar a cabo cambios violentos, rápidos y profundos en las organizaciones, como si las mismas fueran mecanismos, cuando en realidad se parecen más a organismos.

Esto se produce, porque la organización no reconoce que requiere cambiar, hasta que está en crisis, y por eso decide el cambio o transformación revolucionaria.

Las organizaciones que reconozcan que deben crecer (sin esperar llegar a la crisis), son las que instalarán capacidad de evolución, que es la capacidad que tienen los organismos, de pasar gradualmente de un estado a otro.

Tomando la premisa que una organización se parece más a un organismo que a un mecanismo, será importante adoptar métodos adaptivos (pocas reglas), que permitan evolucionar incrementalmente y con capacidad de auto-reparación.

Kanban es un método que se adapta de manera natural a tu operación, para organizar (priorización) y gestionar (enfoque) el trabajo, de manera que dejemos de iniciar tareas (teniendo mucho trabajo pendiente por finalizar) y empecemos a terminar tareas.

El punto de partida está dado por los principios sobre los que se fundamenta Kanban:

  • Comenzar con lo se hace ahora (incluyendo el proceso actual, los roles, las responsabilidades y los cargos).
  • Acordar que se persiga el cambio incremental y evolutivo.
  • Fomentar actos de liderazgo en todos los niveles.

Adoptar Kanban en equipos que desean ser ágiles y adaptables, se logra con 3 pasos:

  1. Cambiar tu punto de vista.
    Ver el trabajo como un flujo.
  1. Cambiar tu mentalidad.
    Comenzar con lo que se hace ahora y evolucionar.
  1. Cambiar tu proceso continuamente (auto-reparación).
    Hacer que el trabajo y las políticas sean visibles
    Hacer mejoras validadas.

El autor dicta cursos de Agilidad y apoya organizaciones en la adopción de Kanban.

Share Button
Posted in Agile, Artículos

Leave a Reply